CONTACTENOS

PRINCIPAL

CRA 47 93 20
BOGOTA - LA CASTELLANA

COLOMBIA - SUR AMERICA

SERVICIO A NIVEL NACIONAL

  • PERU

  • ECUADOR
  • MEXICO
  • GUATEMALA
  • ARGENTINA
  • CHILE
  • TEXAS - ESTADOS UNIDOS

PBX

(1) 236 96 30​

© 2019 Latinamerican Institute for Credibility Assessment / Latinamerican Polygraph Institute , Bogotá -  Colombia - Sur América
ventas@lica.com.co       +5712369630

DETECCIÓN OCULAR DE ENGAÑO (ODT)

La Detección Ocular de Engaño, es ​​una solución en monitoreo de pre-empleo, desarrollada para proteger a las organizaciones de la corrupción. La corrupción es un problema multimillonario en todo el mundo. Las empresas privadas y agencias gubernamentales por igual se ven perjudicados cuando sus empleados se involucran en el robo, soborno, u otras actividades criminales.

Nuestras pruebas de preempleo incluyen además sin costo un análisis Predicto AI ® realizado con inteligencia artificial conozca un poco más de Predicto AI ® aqui.

El cuerpo humano responde en muchos aspectos al estrés del engaño; La prueba de engaño ocular-motor única de (ODT) mide las respuestas bio-cognitivas, tales como cambios en el diámetro de la pupila, los movimientos oculares, parpadeos y fijaciones. Estos cambios reflejan el estrés y el esfuerzo cognitivo y se miden con precisión con dispositivos modernos de seguimiento de los ojos.

Numerosos autores han descrito en la literatura científica cambios en la fisiología y comportamiento de los ojos cuando mentimos.

 

La primera referencia que hemos encontrado en la literatura se remonta a 1943, An exploratory study of pupillary responses during deception. Berrien, F. K.,Huntington, G. H. Journal of Experimental Psychology, Vol 32(5), en este estudio los resultados obtenidos: "(1) Una dilatación lenta seguida de una constricción muy rápida es probablemente indicativa de la emoción que generalmente acompaña al engaño. (2) Un cambio repentino en la estabilidad de la pupila se encuentra con más frecuencia entre aquellos que intentan engañar a los que no intentan engañar cuando se introducen preguntas críticas por primera vez, ya hace mas de 75 años.

 

Ira Heilveil ya en 1976   diseño un experimento  para probar que la hipótesis es significativamente mayor cuando una S participa en respuestas verbales engañosas que cuando una S responde honestamente a las preguntas de los entrevistadores. Doce S se hicieron cinco preguntas sobre sí mismos mientras el pupilómetro de Whittaker Corp. estaba registrando el tamaño de sus alumnos. El engaño se determinó mediante un procedimiento, en el que Ss calificó sus respuestas como completamente ciertas, parcialmente engañosas o completamente engañosas. Se encontró que durante el período de tiempo en el que Ss declaró que estaban respondiendo de manera engañosa, sus sujetos de prueba se dilataron significativamente más que cuando se calificaron a sí mismos como respondiendo con la verdad.

Bradley y Janisse, 1979  hallaron que la respuesta pupilar, el papel de la mentira y una variable de personalidad se investigaron en un paradigma de prueba de tarjeta de conocimiento de culpabilidad, utilizando 96 estudiantes universitarios masculinos. La respuesta pupilar fue exitosa en la detección de información de culpabilidad en todas las condiciones. 


Dionisio et al., 2003 las mismas preguntas dos veces, una de verdad y una vez de manera engañosa, mientras que las respuestas de los alumnos se registraron. Las preguntas se basaron en información recientemente aprendida (episódica) de escenarios o en conocimiento general (semántico) de memoria a largo plazo. La dilatación de la pupila evocada por la tarea fue significativamente mayor cuando los participantes confabularon las respuestas que cuando dijeron la verdad para las preguntas de la memoria tanto episódica como semántica. Investigaciones anteriores han demostrado que el tamaño de la pupila aumenta con una mayor carga de procesamiento cognitivo. El presente estudio sugirió que generar un recuerdo engañoso se asoció con un aumento en el tamaño de la pupila y requirió un mayor procesamiento cognitivo que un recuerdo verdadero.

Cook, Anne E. Hacker, Douglas J. Webb, Andrea K. Osher, Dahvyn Kristjansson, Sean D. Woltz, Dan J. Kircher, John C. Demostraron que las medidas del motor ocular se ponderaron de manera óptima en una función de discriminación que clasificó correctamente al 85% de los participantes como culpables o inocentes. Los hallazgos del Experimento 2 indicaron que la discriminación grupal se mejoró con mayores incentivos para aprobar el examen y el uso de declaraciones con una sintaxis simple. Los hallazgos actuales sugieren que dos procesos cognitivos están involucrados en el engaño, la vigilancia y la estrategia, y que estos procesos se reflejan en diferentes medidas ocular-motoras. La prueba del motor ocular que se presenta aquí representa un nuevo enfoque para detectar el engaño que puede satisfacer una necesidad importante en contextos de detección de seguridad.

 

El procedimiento científicamente validado es capaz de clasificar a sujetos que mienten de los que nuestro dispositivo de hardware integra lo mejor del mundo científico con un rastreador ocular de ultima tecnología que toma desde 60 fotos por segundo analizando cambios en los ojos mientras se responde un cuestionario predeterminado.

  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco